Festival Benéfico de Villancicos en El Toboso para la construcción de refugios temporales en México

Festival Benéfico de Villancicos en El Toboso para la construcción de refugios temporales en México

Sor María López de la Rica, natural de El Toboso (Toledo) y religiosa de la congregación Misioneras de la Inmaculada Concepción, es la directora de la asociación civil y centro “Kalli Luz Marina”, que lucha contra la violencia de la mujer indígena en el municipio Rafael Delgado, del estado de Veracruz de México.

EL TOBOSO / 27 DIC ■ InfoParroquia.- La localidad toledana de El Toboso celebrará su ya tradicional y benéfico Festival de Villancicos la tarde noche del próximo 29 de diciembre, una cita musical y solidaria que tendrá lugar en el Auditorio Municipal de la villa a las 19.30 horas de la tarde.

En esta nueva edición, el Festival de El Toboso tendrá como objetivo, además de la participación de grupos y colectivos locales interpretando villancicos, ofrecer toda la cuantía que se recaude en esa noche para ayudar en la labor evangelizadora y social de sor María López de la Rica, natural de El Toboso y religiosa perteneciente a la congregación Misioneras de la Inmaculada Concepción.

Según informa el Ayuntamiento de El Toboso por medio de los carteles anunciadores de este festival que el consistorio toboseño organiza, la recaudación solidaria se destinará al “proyecto participativo para la construcción de refugios temporales para familias en situación límite”, en la zona lagunar de San Mateo del Mar, situado en el estado de Oaxaca (México).

El Coro parroquial participa en este Festival benéfico y solidario de la Navidad 2017 de El Toboso con la interpretación de dos villancicos “Lunita Blanca” y una adaptación de “Los Campanilleros”.

Sor María López de la Rica

Nació en El Toboso (Toledo) el 13 de julio de 1947. Hija de Vicenta de la Rica y Primitivo López, inició su trayectoria vocacional el 30 de octubre de 1966 en el noviciado de las Misioneras de la Inmaculada, en Madrid. El 1 de noviembre de 1968 emitió sus votos en Elizondo (Navarra). Regresó a Madrid por un periodo de tres años para cursar estudios teológicos y educación. En 1971 realiza estudios de magisterio en Roma. Y en 1975 fue destinada a Colombia hasta enero de 1984. En este país sudamericano, realizando una fuerte experiencia de misión con campesinos del oriente de Bogotá y del oriente de Antioquía, además de combinar estudios en la Universidad Pontificia y Bolivariana de Medellín.

En 1984 regresa a Roma para prestar sus servicios en el gobierno general de la Congregación hasta noviembre de 1994 que pasa a la misión de Salina Cruz, en el estado de Oaxaca (Méxixo). Desde 2003 forma parte de la misión que las Misioneras de la Inmaculada Concepción tienen en el municipio Rafael Delegado, ubicado en la región de las grandes montañas del estado de Veracruz (México), una de las zonas más pobres ya no sólo de México, sino de toda América latina, siendo esta región eminentemente indígena (náhuatl) y campesina en donde más de un 80% de sus habitantes conservan la lengua, ritos y muchos mitos ancestrales de sus antepasados. En 2007, sor María junto con sor Alicia Aguilar y Son María Paz de Lama, trabaja por la formación de los agentes de pastoral, intervención entre bandas de jóvenes con adicciones y el trabajo de la asociación y centro “Kalli Luz Marina”.

En este 2017 fue presentado el libro que recoge los 10 años de experiencia de la asociación civil ‘Kalli Luz Marina’ que lucha en la sierra de Zongolica contra la violencia de mujeres indígenas. El documento recopila las historias de mujeres que vivieron violencia y la forma como lograron superar la crisis desde su perspectiva de género, cultura y lengua. La investigadora Carolina Elizabeth Díaz Iñigo, y María López de la Rica, directora de la asociación “Kalli Luz Marina”, son las creadoras de este volumen con relatos de mujeres que llegaron a la asociación a pedir ayuda después de sufrir discriminación y violencia en su hogar.

“Kalli Luz Marina”

Sor María es actualmente la directora de la Asociación Civil y Centro “Kalli Luz Marina” que lucha en la sierra de Zongolica contra la discriminación y violencia de mujeres indígenas.

Kalli, que en náhuatl significa “casa”, surgió hace diez años como Centro “Luz Marina” de Orientación y Promoción de las Mujeres, ubicada en el municipio de Rafael Delgado, en el estado de Veracruz (México) El nombre de “Luz Marina”, tanto para el centro como para la asociación, es en memoria de sor Luz Marina Valencia Treviño, misionera de la Inmaculada Concepción de la que ahora se cumplen dos décadas de su asesinato en Gloria Escondida, en Cuajinicuilapa Guerrero (México) por su labor en pro de los derechos, valores y dignidad de la mujer indígena así como su labor evangelizadora y misionera. «Significa un llamado a todas las mujeres a tomar conciencia de su dignidad, de sus valores y de sus derechos; un llamado a ser fuertes y superar el miedo a las amenazas para no seguir siendo atropelladas y violentadas. Tienen que ser valientes», son las últimas palabras que dijo Luz Marina en su agonía.

Este centro ofrece ayuda y acompañamiento integral (legal, social, jurídico, psicológico, y emocional) a mujeres que sufren violencia de género para después canalizar, de acuerdo al problema, a organizaciones especializadas con programas de recuperación de su dignidad, valores, derechos y avancen en el empoderamiento. De esta forma, las religiosas del Centro luchan a favor de la erradicación de la discriminación y violencia que las mujeres indígenas sufren en su propio hogar y contribuyen a la construcción de una cultura de derechos que termine con las desigualdades entre hombres y mujeres utilizando un modelo de intervención integral «que nos lleve a un modelo de sociedad igualitaria», afirman estas religiosas.

Toda esta labor se lleva a cabo por medio de programas de acogida, intervención y acompañamiento de mujeres, talleres con mujeres que ya han tenido algún tipo de acompañamiento, talleres con niños, adolescentes y jóvenes, programas de comunicación para que la información sea formación, creación de grupos de jóvenes y grupos de espiritualidad, etc. También desde 2010 trabajan en la acogida y reintegración de varones que han ejercido algún tipo de violencia sobre sus mujeres, hijos e hijas.

Compartir