Fallece en Santa Clara de Antequera Sor María de la Purificación, natural de El Toboso.

Fallece en Santa Clara de Antequera Sor María de la Purificación, natural de El Toboso.

Recibió toda su formación religiosa en el Convento de la Inmaculada y de San Benito de la Parroquia de El Toboso que está sujeto a la Regla Monástica de las Hermanas Pobres de Santa Clara de Asís

EL TOBOSO / 16 MAR ■ InfoParroquia.-El pasado 8 de marzo se recibía comunicación en esta parroquia del fallecimiento de Sor María de la Purificación en el convento de Santa Clara de Antequera (Málaga) a los 90 años de edad.

A los pocos días de nacer recibió las aguas bautismales en el Templo Principal de la Parroquia de San Antonio Abad, de El Toboso, imponiéndosele el nombre de Sergia. Sus padres, también naturales de la misma localidad, se llamaban Luis Leo Alcolado y Benita Zamorano Rubio quienes le dieron su primera formación religiosa y cuidaron el germen de su vocación a la vida contemplativa.

A la edad de 22 años solicita la entrada en la venerable Comunidad de Hermanas Clarisas de El Toboso y es admitida por la madre abadesa Sor María Josefina Bustince como “postulante para religiosa de velo blanco el día primero de septiembre del año mil novecientos cincuenta y uno” según consta en el archivo conventual en el acta levantada a tal efecto.

Apenas unos meses más tarde, el cinco de marzo del año siguiente toma el santo hábito en una celebración que preside el Rvd. D. Máximo García.

El seis de marzo de 1953 realiza profesión solemne de votos temporales de pobreza, castidad y obediencia en clausura papal y tres años después, terminada su probación, culmina su entrega al ser recibida como profesa perpetua el mismo día de sus votos temporales.

Durante dieciocho años participará en la vida monacal de esta Comunidad de las Hermanas Pobres siendo, en palabras del Papa Benedicto XVI refiriéndose a las religiosas contemplativas, “el pulmón espiritual de la sociedad”  con la oración, el trabajo en los bordados y la elaboración de las conocidas ‘pelusas’, dulces de gran renombre que todavía son el signo y seña de estas hermanas asentadas en la patria de Dulcinea.

El año 1974 solicita el traslado al Convento de Santa Clara de Belén de Antequera (Málaga) donde residirá hasta la culminación de su entrega al Creador el 8 de marzo del corriente. Antes y en varias ocasiones se había desplazado durante breves espacios de tiempo a esta localidad de Málaga para ayudar en las diversas labores a esta comunidad hermana, por lo que viendo la necesidad que las religiosas tenían, con gran generosidad, abandona su pueblo natal y a las religiosas que la han formado para seguir viviendo el mismo espíritu clariano en tierras andaluzas.

Misa funeral. El día 20 de marzo a las seis de la tarde se celebrará una Misa funeral en el Convento de HH. Clarisas de El Toboso que la vio nacer a la más alta contemplación. Dale, Señor, el descanso eterno. Brille para ella una luz perpetua.

Compartir